Acceso clientes | Español | English | Française | Català
 
 
 
 
OAK larpwell / Soluciones / Gestión de la Calidad
Gestión de la Calidad

 

Sin duda hoy, para obtener buenos resultados económicos de forma continuada es necesario mejorar de forma sistemática. La Calidad en el servicio, en el producto y en los procesos se ha convertido en un factor fundamental.

 

Para una empresa moderna, la rentabilidad y los beneficios pasan por una política comercial potente basada en la fidelización y el aumento de la cartera de clientes. Un producto sin fisuras, un inmejorable servicio y un precio razonable son los tres pilares básicos.

 

Una empresa es percibida por su forma de trabajo, los productos y servicios que genera, pero también en que tiempo lo hace y como lo hace. Cuesta mucho tiempo y esfuerzo lograr una reputación y muy poco erosionarla.

 

La capacidad de servicio de una organización es una medición relativa, ya que no sólo depende de nosotros sino de las alternativas, es decir, de la competencia directa o indirecta, por lo que el esfuerzo y las revisiones de esta área deben ser constantes.

 

La ISO 9000 es sólo el principio de un camino. No podemos pensar que aplicando un modelo o una herramienta en un momento lo tendremos todo solucionado. A medida que ha aumentado el número de empresas certificadas, la importancia de este "galardón" ha ido disminuyendo. Realmente hoy supone sobre todo un inconveniente para los que no lo tienen.

 

Las empresas tienen que mejorar contínuamente. Una vez superados los estándares clásicos, queda mucho camino por recorrer, así que sólo nos queda preguntarnos: ¿qué dirección debemos tomar? ¿Implantar estándares de apoyo como la ISO 10002?, ¿Introducirnos en el modelo EFQM?,….

 

La respuesta no es fácil. Permanecer estático es un posicionamiento imposible, incluso suicida. No hay vientos favorables para el que no sabe a qué puerto se dirige, para el que no se mueve.

 

Las razones que tienen las empresas para implementar medidas de mejora, una vez desarrollado el estándar ISO 9000 son múltiples: potenciación de la imagen, búsqueda de mejoras competitivas, … .

 

En el ámbito de la Calidad, existen tres líneas estratégicas hacia donde direccionar una organización:

 

 ASCENSO, entendido como aumento de las capacidades de los estándares o modelos que la organización tiene implementados. Supone el desarrollo del modelo EFQM, o del famoso 6 Sigma, proyectos que supondrán avanzar hacía la élite empresarial.


 AUMENTO, refiriéndose explícitamente a la implementación de los nuevos estándares de apoyo para mejorar aspectos o funciones concretas. Una empresa con certificación ISO 9001 podría implementar estándares como la familia de normas relativas a la mejora de la satisfacción del cliente ISO 10001:2007 (Guía para la generación de códigos de conducta), ISO 10002:2004 (Guía para la resolución de quejas y reclamaciones) e ISO 10003:2007 (Guía para la mediación en la resolución de conflictos relativos a los clientes), la ISO 10004 para la medida de la satisfacción del cliente o incluso la norma ISO 19011:2002 para gestión del subsistema de auditorías. Cada uno de ellos mejoraría, mediante la estandarización, procesos concretos de la organización.


 ASIMILACIÓN refiriéndose a la apertura de la empresa a nuevas áreas a mejorar como por ejemplo la gestión medioambiental (ISO 14001, EMAS, …), Seguridad y Salud en el Trabajo (OHSAS 18001:2007) o la Responsabilidad Social Corporativa

Los líderes con visión de futuro tienen como objetivo un aumento de la eficacia y la eficiencia en todos los ámbitos de la empresa. Significa aplicar un concepto de dirección integral que, lejos del concepto anticuado de calidad aplicado únicamente al producto o servicio, busca avanzar en la gestión y organización de las organizaciones, mejorando aspectos como la producción, métodos de trabajo, relación con clientes, proveedores y personal.
 

Afrontar un proyecto de estas características con éxito requiere personal cualificado. Para superar las dificultades, motivar e involucrar a toda una organización de manera efectiva se requieren personas con experiencia y un perfil muy profesionalizado. Una vez consolidado el proyecto, estos recursos ya no son precisos y suponen un gasto importante.

 

Todo el proyecto tiene que ser “un traje a medida”, nunca un sistema estándar, impersonal y sin efectividad. A veces se acuden a soluciones económicas poco especializadas e inexpertas, sin valorar el perjuicio que pueden ocasionar en el funcionamiento y en la credibilidad de la dirección.

 

Nuestra Firma desarrolla proyectos de estas características desde los años 90. Es una de nuestras principales líneas de negocio y la prestamos especial atención. Hemos desarrollado una metodología propia y específica basada no en los registros, sino en la mejora efectiva de los procesos, los servicios y los productos de la empresa.

 

Trabajamos en estrecha sintonía con sus necesidades y objetivos. Somos claros, prácticos y eficaces.

 

Las Áreas de actuación de OAK&LARPWELL son

 
 
 
   
    Soluciones