Acceso clientes | Español | English | Française | Català
 
 
 
 
OAK larpwell / Soluciones / Protocolo Familiar
Protocolo Familiar

 

La empresa familiar aporta valores que contribuyen a su propio desarrollo, Pero también presenta limitaciones particulares que se ponen de manifiesto en situaciones críticas.

 

 

Aportación a la estabilidad del empleo, la mayor responsabilidad hacia los trabajadores, una mayor capitalización para superar periodos de crisis, el afán de superación, la transmisión de valores éticos de una a otra generación, la agilidad en la toma de decisiones… . Todos ellos son valores característicos de las empresas familiares.

 

Por sus particulares características también aparecen determinadas limitaciones. Se ponen de manifiesto con el crecimiento de la empresa y se convierten en críticas en el momento de la sucesión. Son muchas las empresas que, en los próximos años, van a verse inmersas en un proceso de relevo generacional, con los riesgos inherentes al proceso sucesorio.

 

Gran parte de las limitaciones a que están sometidas las empresas familiares tienen su origen en cuestiones relacionadas con las diferentes relaciones que han de establecerse entre los grupos familiares, entre la propiedad y la gestión.

 

En las empresas familiares son frecuentes problemas relacionados con la comunicación, el liderazgo y la sucesión.

 

Las desavenencias entre socios o hermanos propietarios de una empresa suelen adquirir una mayor dimensión y pueden poner en peligro la propia estabilidad de la compañía.

Los problemas de liderazgo en los grupos familiares muchas veces tienen su origen en los criterios de igualdad con que se han formado a sus diferentes componentes. No existen diferencias básicas en cuanto a formación, experiencia o calidad humana, situación que puede generar conflictividad en la toma de decisiones.

 

El relevo generacional se revela como uno de los momentos críticos pues se manifiestan muchas de las tensiones latentes. Lo demuestra la media de edad de las empresas familiares, 25-30 años, frente a las demás empresas, cuya media oscila entre los 40-50 años. La preparación del relevo es un aspecto fundamental en las empresas y la mentalización acerca de su importancia es un factor clave para su continuidad.

 

En cualquier empresa, las relaciones entre la propiedad quedan regulados en los acuerdos estatutarios. Son eficaces frente a terceros, pero insuficientes para regular todos los aspectos que inciden en la vida de la empresa familiar: acceso y salida de los miembros familiares de la gestión y a la propiedad de la empresa, sucesión, formación de los futuros directivos, políticas de retribución, entrada de nuevas generaciones, pactos intrafamiliares, valores éticos, fórmulas para la resolución de conflictos, etc.

 

En todas las situaciones, La apertura de foros de comunicación es recomendable. Se crea un escenario donde todos los miembros pueden expresarse y llegar a acuerdos que facilitarán el buen gobierno de la Sociedad.

 

El Protocolo Familiar (Plan de Relevo Generacional) es un instrumento específico de las empresas para regular todos aquellos aspectos que faciliten su continuidad, anticipándose a las eventuales discrepancias que puedan surgir en su seno y garantizando el mantenimiento de las coordenadas básicas particulares de la empresa.

 

Estos aspectos deben ser acordados antes de que puedan surgir las discrepancias. El Protocolo Familiar (PF), en este sentido, se muestra como el instrumento más adecuado.

 

Nuestros servicios abarcan tres líneas de trabajo: futuro de la empresa (acuerdos en el ámbito de la propiedad y del relevo generacional), patrimonial (deberes y derechos de la Propiedad) y la gestión y organización de la sociedad (profesionalización, clarificación de responsabilidades y establecimiento de códigos de conducta).

 

El desarrollo de estas líneas de trabajo varía en función de la complejidad de los grupos familiares, la complejidad de la empresa y su propia estructura.

 

La mejora de la fiscalidad mediante la práctica eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones ha tenido un efecto muy positivo en este tipo de organizaciones.

 

En la actualidad es posible la inscripción de los protocolos familiares en el registro mercantil. Esta iniciativa es muy frecuente en EE.UU. y proporciona transparencia a aspectos relacionados con el relevo generacional y los límites de participación de los grupos familiares en la empresa, generando confianza y seguridad en momentos de necesidades financieras o para la entrada de nuevos socios u operaciones de capital-riesgo.

 
 
 
   
    Soluciones